Semillas de angiospermas (monocotiledóneas)

Semillas de angiospermas (monocotiledóneas)

¿Te gustan las flores? ¿Te has fijado alguna vez en las semillas que producen las plantas con flores? Si es así, seguro que te interesa conocer más sobre las semillas de angiospermas (monocotiledóneas), un grupo de plantas que se caracterizan por tener semillas con un solo cotiledón, es decir, una sola hoja embrionaria. 🌸

¿Qué son las semillas monocotiledóneas?

Las semillas de angiospermas (monocotiledóneas) son las unidades de reproducción de las plantas con flores que tienen un solo cotiledón. El cotiledón es la primera hoja que surge del embrión de la planta, y que sirve para almacenar y absorber los nutrientes de la semilla. 🌱

Las semillas monocotiledóneas son unas de las más abundantes y variadas del reino vegetal. Se estima que existen unas 70.000 especies de angiospermas (monocotiledóneas), que representan el 25% de la flora mundial. Sin embargo, su conocimiento y conservación es insuficiente, ya que muchas de ellas están amenazadas por la pérdida de hábitat, el cambio climático y la sobreexplotación. Según un estudio de “ScienceDirect”:

. Diversidad vegetal en un mundo cambiante: estado, tendencias y necesidades de conservación – ScienceDirect🌎

En este artículo, te vamos a explicar todo lo que necesitas saber sobre las semillas de angiospermas (monocotiledóneas): qué son, cómo se clasifican, cómo se reproducen, cómo se comparan con las semillas de angiospermas (dicotiledóneas) y qué importancia tienen para el planeta y para nosotros. Si quieres aprender más sobre estas maravillosas plantas, sigue leyendo y descubre sus secretos. 

Definición de semillas de angiospermas (monocotiledóneas)

Una semilla de angiosperma (monocotiledónea) se puede definir como el resultado de la fecundación de un óvulo por un grano de polen en el interior de una flor. La semilla está formada por tres partes principales: el embrión, el endospermo y la cubierta seminal. 🌼

  • El embrión es la parte viva de la semilla, que contiene el material genético de la planta y que dará origen a una nueva planta. El embrión tiene un solo cotiledón, que se llama escutelo, y que se encarga de transferir los nutrientes del endospermo al embrión. También tiene una radícula, que es el inicio de la raíz, y una plúmula, que es el inicio del tallo y las hojas.
  • El endospermo es el tejido que rodea al embrión y que le proporciona alimento. Puede ser de varios tipos, según su composición y su forma. Por ejemplo, puede ser harinoso, oleoso, carnoso, córneo o helobial. El endospermo puede ocupar la mayor parte de la semilla, como en el caso del maíz, o puede ser reducido o ausente, como en el caso de las orquídeas.
  • La cubierta seminal es la capa externa que protege a la semilla de las condiciones ambientales adversas, como la sequía, el frío o los depredadores. La cubierta seminal puede ser de una o dos capas, según el origen de la semilla. La capa interna se llama tegumento, y la capa externa se llama testa. La cubierta seminal puede tener diferentes formas, colores, texturas y adornos, como pelos, espinas, alas o ganchos.

Origen y evolución de las semillas de angiospermas (monocotiledóneas)

Las semillas de angiospermas (monocotiledóneas) se originaron hace unos 140 millones de años, en el período Cretácico, a partir de un grupo de plantas con flores llamadas magnolioideas. Estas plantas tenían flores con muchos pétalos, estambres y carpelos, y semillas con dos cotiledones. Algunas de estas plantas sufrieron una serie de cambios evolutivos que les permitieron adaptarse a diferentes ambientes y diversificarse. Entre estos cambios se encuentran: 🌎

  • La reducción del número de pétalos, estambres y carpelos, y la agrupación de estos en verticilos o espirales, lo que facilitó la polinización y la protección de los órganos reproductivos.
  • La reducción del número de cotiledones, de dos a uno, lo que permitió una mayor eficiencia en el uso de los nutrientes y una menor dependencia del endospermo.
  • La aparición de nuevos tipos de flores, como las inflorescencias, que son conjuntos de flores pequeñas y simples que forman una estructura más compleja y vistosa, como las espigas, las panículas, las umbelas o las cabezuelas.
  • La aparición de nuevos tipos de semillas, como las semillas con arilo, que es una envoltura carnosa y comestible que atrae a los animales dispersores, o las semillas con endospermo reducido o ausente, que dependen de la reserva de nutrientes del cotiledón o del perispermo.

Estos cambios evolutivos dieron lugar a dos grandes grupos de angiospermas (monocotiledóneas): las liliopsidas y las commelinids. Las liliopsidas son las más primitivas y conservan algunas características de las magnolioideas, como las flores con partes en múltiplos de tres, los estambres con filamentos libres y los carpelos soldados. Las commelinids son las más avanzadas y presentan algunas novedades, como las flores con partes en múltiplos de cuatro o cinco, los estambres con filamentos soldados y los carpelos libres. 🌺

Tipos de semillas de angiospermas (monocotiledóneas)

Los tipos de semillas de angiospermas (monocotiledóneas) se pueden clasificar según el grupo de plantas al que pertenecen, su forma, su tamaño, su color, su textura, su composición y su modo de dispersión. Algunos ejemplos de tipos de semillas de angiospermas (monocotiledóneas) son: 🌱

Semillas de gramíneas:

Son las semillas de las plantas herbáceas que forman parte de la familia Poaceae, como el trigo, el maíz, el arroz, la cebada, la avena, el centeno, el sorgo, el bambú y el pasto. Son semillas pequeñas, redondas u ovaladas, de color blanco, amarillo, rojo o negro, con una cubierta lisa o rugosa. Tienen un endospermo harinoso o oleoso, y un embrión con un escutelo grande y una plúmula pequeña. Se dispersan por el viento, el agua o los animales.

Semillas de palmeras:

Son las semillas de las plantas leñosas que forman parte de la familia Arecaceae, como el cocotero, la datilera, la palma aceitera, la palma de cera, la palma real y la palma de sagú. Son semillas grandes, redondas o alargadas, de color marrón, negro o rojo, con una cubierta dura o fibrosa. Tienen un endospermo carnoso o córneo, y un embrión con un escutelo pequeño y una radícula grande. Se dispersan por el agua o los animales.

Semillas de orquídeas:

Son las semillas de las plantas epífitas o terrestres que forman parte de la familia Orchidaceae, como la vainilla, la orquídea mariposa, la orquídea abeja, la orquídea zapatito y la orquídea fantasma. Son semillas diminutas, aladas o plumosas, de color blanco, amarillo o marrón, con una cubierta fina o transparente. Tienen un endospermo reducido o ausente, y un embrión rudimentario o indiferenciado. Se dispersan por el viento o los animales.

Semillas de plataneras:

Son las semillas de las plantas herbáceas que forman parte de la familia Musaceae, como el banano, el plátano, el abacá y el plátano ornamental. Son semillas medianas, angulosas o irregulares, de color negro, marrón o rojo, con una cubierta dura o leñosa. Tienen un endospermo córneo o helobial, y un embrión con un escutelo pequeño y una plúmula grande. Se dispersan por el agua o los animales.

Semillas de bambú:

Semilla de bambú

Son las semillas de las plantas leñosas que forman parte de la subfamilia Bambusoideae, como el bambú gigante, el bambú de la suerte, el bambú de la India y el bambú de la China. Son semillas pequeñas, redondas o elipsoides, de color blanco, amarillo o marrón, con una cubierta lisa o rugosa. Tienen un endospermo harinoso o oleoso, y un embrión con un escutelo grande y una plúmula pequeña. Se dispersan por el viento, el agua o los animales.

Grupo de plantasRedondaOvaladaAlargadaAngulosaAladaPlumosa
GramíneasMaízArrozTrigoCebada
PalmerasCocoDátil
OrquídeasOrquídea
PlatanerasPlátano
BambúesBambúBambú
Semillas de angiospermas (monocotiledóneas) según el grupo de plantas y la forma.

Ciclo de vida de las semillas de angiospermas (monocotiledóneas)

Las angiospermas, o plantas con flores, son las plantas más abundantes y diversas de la Tierra. Su ciclo de vida está dominado por la generación de esporofitos, que son las plantas que vemos y que producen flores y frutos. Las flores son órganos reproductivos que contienen los gametofitos, que son las estructuras que producen los gametos o células sexuales. Los gametofitos masculinos se forman en los granos de polen, que se producen en los estambres de las flores. Los gametofitos femeninos se forman en los óvulos, que se encuentran dentro de los ovarios de las flores. El ciclo de vida de las angiospermas se puede resumir en los siguientes pasos:

Polinización:

Es la transferencia de polen desde los estambres hasta el estigma de la misma flor o de otra flor de la misma especie. La polinización puede ser realizada por el viento, el agua o los animales, especialmente los insectos y las aves, que se sienten atraídos por el color, el aroma y el néctar de las flores.

Fecundación:

Es la unión de los gametos masculinos y femeninos para formar el cigoto. En las angiospermas, la fecundación es doble, es decir, que cada grano de polen contiene dos espermatozoides que se fusionan con dos células diferentes del óvulo. Uno de los espermatozoides se une con la oósfera, que es la célula huevo, y forma el cigoto diploide, que se desarrollará en el embrión. El otro espermatozoide se une con los dos núcleos polares del saco embrionario, que es la estructura que contiene al óvulo, y forma el endospermo triploide, que es el tejido nutritivo para el embrión.

Formación de la semilla:

Es el resultado de la fecundación, que implica la transformación del óvulo en semilla y del ovario en fruto. La semilla está formada por el embrión, el endospermo y la cubierta seminal, que proviene del tegumento del óvulo. La semilla se desarrolla dentro del fruto, que es el ovario maduro del carpelo, y que sirve para proteger y dispersar la semilla.

Dispersión de la semilla:

Es el proceso por el que las semillas se separan de la planta madre y se trasladan a nuevos lugares. La dispersión de las semillas puede ser realizada por el viento, el agua o los animales, que se sienten atraídos por el sabor, la forma o el color de los frutos. Los frutos pueden tener diferentes adaptaciones para facilitar la dispersión, como alas, pelos, ganchos o cámaras explosivas.

Germinación de la semilla:

Es el proceso por el que la semilla rompe la dormancia y empieza a desarrollarse como una nueva planta. La germinación requiere de varios factores, como la presencia de agua, oxígeno y temperatura adecuados. La germinación se puede observar cuando la radícula, que es la parte del embrión que da origen a la raíz, emerge de la cubierta seminal y se introduce en el suelo. Luego, la plúmula, que es la parte del embrión que da origen al tallo, sale de la cubierta seminal y se eleva hacia la luz. El escutelo, que es el cotiledón de la semilla, transfiere los nutrientes del endospermo al embrión. El crecimiento y la diferenciación de la planta implican la formación de nuevos órganos, tejidos y células. La planta desarrolla hojas, que son los órganos que realizan la fotosíntesis y la respiración; flores, que son los órganos que realizan la reproducción sexual; y frutos, que son los órganos que contienen y dispersan las semillas.

Importancia de las semillas de angiospermas (monocotiledóneas)

Las angiospermas, o plantas con flores, son las plantas más abundantes y diversas de la Tierra. Sus semillas se caracterizan por tener un solo cotiledón, que es la primera hoja que emerge del embrión. Las semillas de angiospermas (monocotiledóneas) tienen una gran importancia ecológica, económica y cultural, que se puede resumir en los siguientes puntos:

Importancia ecológica semillas de angiospermas (monocotiledóneas):

Contribuyen a la producción de oxígeno, la captura de dióxido de carbono y la regulación del ciclo del agua. Además, brindan hábitats y alimento para una gran variedad de organismos, promoviendo la biodiversidad y la interacción entre especies en los ecosistemas. Algunas semillas de angiospermas (monocotiledóneas) también tienen adaptaciones para la dispersión, como alas, pelos, ganchos o cámaras explosivas, que facilitan su propagación y colonización de nuevos espacios.

Importancia económica semillas monocotiledóneas:

Son la fuente principal de alimentos para la humanidad, ya sea directa o indirectamente. Algunos de los cultivos más importantes del mundo son monocotiledóneas, como el trigo, el maíz, el arroz, la caña de azúcar, el plátano y el coco. Estas semillas proveen de carbohidratos, fibra, vitaminas y minerales esenciales para la nutrición humana y animal. Además, las semillas de angiospermas (monocotiledóneas) también son fuente de materiales para la construcción, la fabricación de papel, fibras para tejidos, medicamentos, perfumes, aceites, ceras, especias, bebidas y muchos otros productos de uso industrial y doméstico.

Importancia cultural:

Las semillas de angiospermas (monocotiledóneas) tienen un valor simbólico y estético para muchas culturas y sociedades. Algunas semillas monocotiledóneas son utilizadas para la ornamentación, la artesanía, los ritos religiosos, las celebraciones y las expresiones artísticas. Algunas flores icónicas, como las orquídeas y los lirios, pertenecen al grupo de las monocotiledóneas y son apreciadas por su belleza y diversidad. Otras semillas de angiospermas (monocotiledóneas) tienen un significado histórico y cultural, como el maíz, que es el alimento sagrado de los pueblos mesoamericanos, o el arroz, que es el alimento básico de los pueblos asiáticos.

Conclusión

Las semillas de angiospermas (monocotiledóneas) son el resultado de la exitosa evolución de las plantas con flores, que han logrado adaptarse a casi todos los hábitats terrestres y acuáticos. Su importancia ecológica, económica y cultural es indiscutible, ya que sustentan la vida de millones de organismos, incluyendo al ser humano, y forman parte de la cultura y la historia de muchos pueblos. Las semillas de angiospermas (monocotiledóneas) son un tesoro de la naturaleza que debemos conservar y aprovechar de manera sostenible.

Referencias

Si quieres saber más sobre el ciclo de vida de las semillas monocotiledóneas, puedes consultar estos artículos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio